Noticias / McLaren P1, el vehiculo del millón de euros

Un millón de euros cuesta el McLaren P1 de esta prueba exclusiva. ¿Qué se siente al dominar los 916 caballos de esta bestia inglesa? Aquí te lo contamos.

El McLaren P1 es un bólido de 1,20 metros de altura que entra en escena para hacer palidecer al Ferrari de Cristiano Ronaldo y al Porsche 918 Spyder. Salgo de boxes con la sensación de ir a toda velocidad. Y eso que solo voy con el motor eléctrico de 179 CV y 260 Nm que McLaren ha instalado junto al bloque V8 3,8 litros de doble turbo y 737 CV. Las dos mecánicas, juntas, llegan a 916 CV, y cuando trabajan al unísono son imponentes: 2,8 segundos de 0 a 100 km/h, 6,8 para alcanzar los 200 y 16,5 s después ya va por los 300 km/h. Pero solo son cifras. Importa mucho más cómo se siente el piloto: como dando vueltas al tambor de una lavadora en modo centrifugado.

A quienes no les gusten las montañas rusas, mejor que se abstengan: ponerse al volante del McLaren P1 requiere sangre fría y nervios de acero. Como híbrido enchufable que es, puede circular solo en modo eléctrico, con una autonomía de 10 kilómetros, 160 km/h de velocidad máxima y 8,4 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Además, su consumo oficial circulando en modo híbrido es de 8,3 litros a los 100 kilómetros, con unas emisiones de CO2 de tan solo 198 gramos. Pero no solo resulta descomunal el empuje que ofrece, sino cómo lo transmite a la carretera: se pega de tal manera al asfalto que creo que este McLaren es un sueño hecho realidad para cualquier amante de la conducción.

Desde el inicio del proyecto, los ingenieros ingleses querían hacer un superdeportivo muy manejable y efectivo que fuera la referencia del segmento. Por ello, me pregunto... ¿Quién necesita pesada tracción integral permanente? Este coche tiene un peso en vacío de menos de 1,4 toneladas. Y todo esto en un ambiente interior que no podría ser más sencillo y desprovisto de florituras. El McLaren P1 de la prueba es casi por completo de carbono. Allí donde mires, está el material negro. Para redondear el conjunto, estrechos baquets bajo unas espectaculares puertas en alas de gaviota, con pequeñas ventanillas orientadas hacia arriba. El precio del mejor coche del mundo: 1,067 millones de euros. Sí, es una cifra muy elevada para que no todos los millonarios, futbolistas o estrellas fugaces del pop se puedan hacer con uno. Aparte de que será necesario superar un examen de conducir específico realizado por la propia marca, su producción está limitada a 375 ejemplares. Solo los escogidos podrán disfrutar del P1. Como puedes ver, los ingleses van a cuidar su producto hasta en la forma de venderlo. 

Te puede interesar:

McLaren 12C 50 Aniversario: ¡nos vamos de cumple!

McLaren MP4 12C: AUTOBILD.ES se sube a la joya de Ron Dennis

McLaren P1 XP2R, cazado en Nürburgring

McLaren P15: un híbrido por debajo del P1

McLaren P1: Nürburgring... en menos de 7 minutos

Galería de Fotos