Noticias / Ante la crisis automotriz, concesionarios del país optan por vender vehículos usados

Los concesionarios venezolanos, ante la crisis automotriz, buscaron otra opción para la comercialización vehículos. Ahora en lugar de tener autos totalmente nuevos, venden automóviles que ya han sido usados. Ante la escasez de divisas, este sector ha tenido que paralizar por completo el ensamblaje de carros, por lo tanto examinaron otra forma de mantenerse en pie en el mercado: vendiendo en bolívares autos con cierto tiempo de uso.

General Motors, Ford, Mitsubishi, Toyota y Kia son algunas de las industrias que no cuentan con los dólares para la compra de autopartes en el exterior.

En cuanto a la transacción para la venta de los carros, ciertas empresas utilizan un modelo donde estas sirven de mediador entre el comprador y el vendedor. Siendo el dueño del vehículo quien fija el costo.

Hay otros casos donde las concesionarias compran el auto y lo ofrecen con un costo similar al del mercado.

Por otro lado, el precio del carro “más económico” se sitúa en 5 millones de bolívares.

14 millones de bolívares aproximadamente es el valor de un automóvil año 2014, cuatro puertas, con menos de 14.000 kilómetros en la compañía Ford, y uno 2015, con menos de 7.000 kilómetros, está estipulado en 15 millones de bolívares.

Este año luego de la detención de la producción, autorizaron a Ford la venta de carros en dólares. Así pues uno considerado “de paquete” se valora en 28 mil dólares.

Los venezolanos que quieran optar por un vehículo, tiene opciones de pagar entre 5 y 33 millones de bolívares por uno de segunda mano. Y 47 millones de bolívares en el caso de las camionetas.

Con información de El Nacional

Fuente: El Carabobeño